El primer paso para elegir el tapete perfecto es determinar el tamaño correcto. Un tapete es un elemento que ayuda a conectar los diferentes objetos de la habitación en una sola historia. Es la solución perfecta para separar dos espacios de un área abierta como podría ser la sala y el comedor.

Como regla de oro entre más grande el tapete más amplio se sentirá el cuarto. Un tapete chico atrae la vista y hace sentir más pequeña la habitación.